En todos los vehículos el combustible llega al carburador o sistema de inyección desde el tanque por medio de una cañería.

Por razones naturales, con el tiempo en el tanque se van depositando impurezas, sea que vengan en el mismo combustible, sea porque este se degrada o por la oxidación del propio tanque o….. por la razón que sea. Para evitar que estas impurezas ingresen en el sistema de combustión, o que lleguen en una mínima cantidad que se colocan filtros de combustible. Lo que viene a ser como un especie de colador que filtra e impide que dichas impurezas perjudiquen el andar del vehículo.

Ese filtro es esencial, importantísimo, porque, se supone, protege al sistema de combustión de la entrada de cuerpos extraños, manteniendo la pureza.

Un filtro saturado puede producir fallos en la alimentación que en el peor de los casos provocará la parada del motor.

Por lo tanto, para garantizar el perfecto funcionamiento del motor, el combustible tiene que limpiarse de forma constante y cuidadosamente mediante el filtro de combustible.

En los motores de gasoil, además, el filtro debe retener la humedad que el gasoil puede contener y que acabaría provocando corrosión en las partes metálicas del sistema.

Un mantenimiento deficiente del sistema de combustible trae consecuencias muy serias, ya que la capacidad de lubricación del combustible se ve disminuida cuando se contamina con agua.

SÍNTOMAS DE MAL ESTADO DEL FILTRO DE COMBUSTIBLE

Interrupción de marcha

Tenemos el auto en marcha, vamos conduciendo y de pronto….zas!!, se para el motor. Resulta que, cuando ponemos en marcha el auto, la cantidad de combustible que requiere está dentro de la zona de  combustión, al poco tiempo comienza a pedir al tanque que le mande mas fluido y éste, por medio de la bomba cumple la orden. Si el flujo de combustible al motor está muy forzado, o si está contaminado con impurezas puede provocar que el vehículo comience a funcionar mal o se apague mientras está en uso.

Esto es peligroso: si el motor se apaga en una carretera o en otras condiciones en donde no es seguro salirse del camino, estaremos en problemas….. Y comenzamos a darle arranque y le damos, con el riesgo de quedarnos sin batería y empeorar la situación.

Esto es muy común cuando dejamos el vehículo mucho tiempo sin uso, el combustible se echa a perder, se pone en mal estado. La abrupta demanda de combustible por parte del sistema de combustión arrastra todas las porquerías acumuladas.

Fallas en el arranque

Puede pasar, que al momento de intentar arrancar el motor, falle….

En algunos casos, un filtro en mal estado puede ser el responsable.Sentiremos un arranque y parada consecutivo, varias veces.

Primero: revisa el filtro…..

Disminuye el rendimiento

Si el flujo estable del combustible es interrumpido, puede afectar la capacidad del automóvil para acelerar de manera normal. Esto puede derivar en una aceleración lenta y en la incapacidad de alcanzar velocidades máximas normales. Los vehículos utilizados para tareas que dependen de la potencia del motor, tales como los camiones utilizados para transportar equipo, pueden volverse más lentos con cargas muy grandes. Los filtros en mal estado pueden causar incrementos y descensos de potencia de manera intermitente, resultando en un rendimiento inconsistente.

Motor ruidoso

Después de arrancar un vehículo, pero antes de acelerar, el auto detenido puede parecer inusualmente ruidoso. El ruido del motor puede ser errático mas que suave.

Con tu vehículo no te la juegues y deja que nuestros expertos te aconsejen sobre cuando cambiar el filtro de combustible.

Acércate ahora a cualquiera de nuestros talleres y permite que nuestros mecánicos revisen tu vehículo y te den consejos sobre su mantenimiento.

 

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui