Antes de iniciar un viaje, además de comprobar que tu coche se encuentra en las mejores condiciones, es importante que sepas dónde se encuentra ubicada la rueda de repuesto, las herramientas que podrías necesitar en caso de pinchazo o reventón así como también aquella llave que sirve para quitar el tornillo antirrobo (en el caso de usarlo) y que siempre colocamos en algún rincón poco usual del coche.

Actualmente, cada vez más, los coches no disponen de una rueda de repuesto del mismo tamaño que el resto de ruedas, a menos que la pidamos como opción. Los fabricantes buscan aligerar el coche y que los maleteros no pierdan volumen, sustituyendo la rueda de repuesto convencional por una de emergencia, de menor dimensión, o por un kit repara-pinchazos, aparte de las ruedas de tipo antipinchazos (run-flat).

A la hora de cambiar una rueda, la teoría nos la sabemos todos pero, en el momento de ponerse manos la obra, no resulta tan sencillo. Y es que pinchar una rueda del coche puede ocurrir en cualquier lugar, en una carretera sin tráfico o en una vía congestionada de coches, de día o de noche… Lo mejor es estar siempre preparado.

Un consejo: cuando tengas que cambiar una rueda, intenta hacerlo siempre por el lado contrario al tráfico. Será el lugar más seguro.

5 sencillos pasos para saber cómo cambiar la rueda

1. Detener el coche en un lugar seguro

Al notar un pinchazo iremos reduciendo la velocidad poco a poco hasta poder detenernos, siempre buscando el sitio más seguro. Colocaremos el vehículo en un sitio llano y firme y pondremos el freno de estacionamiento. Una vez colocados en un lugar seguro nos pondremos un chaleco reflectante antes de salir del coche.

Colocar el vehículo en un sitio llano y seguro. Una vez estacionado debemos ponernos el chaleco reflectante antes de salir del coche.

¡Recuerda!: Es obligatorio colocar correctamente los triángulos de preseñalización de peligro.

En carreteras de doble sentido, es obligatorio colocar un triangulo por delante y otro por detrás, al menos a 50 metros de distancia y de forma que sean visibles a 100 metros. En autopistas y autovías solo es necesario un triángulo, también a 50 metros por detrás del vehículo, ya que en estas vías las calzadas de ambos sentidos están separadas por mediana. Y nunca pierdas de vista el tráfico!!. Si el problema se produce de noche, pon el alumbrado, las luces de emergencia, y mucha precaución si trabajas en la zona de circulación. Ante la duda, no te la juegues, y llama a la asistencia en carretera mientras esperas en una zona segura.

2. Manos a la obra. 

Localiza las herramientas necesarias para cambiar la rueda: la rueda de repuesto, el gato, la llave y los tornillos de seguridad. Afloja las tuercas de la rueda antes de levantar el coche. Si la rueda tiene tapacubos, retíralo, y si alguno de los tornillos es antirrobo, aflójalo con un adaptador y coloca el gato en el sitio indicado.

En el manual de usuario de cada coche se indica en qué punto del chasis debes ponerlo.

3. Retira los tornillos y la rueda

Levanta el vehículo con el gato hasta que la rueda pinchada apenas roce el suelo, retira todos los tornillos y saca la rueda.

Colócala debajo del coche junto al gato. De esta manera, si el gato fallase, la rueda actuaría de “colchón”, evitando los daños que sufriría el coche al chocar con el suelo.

4. Pon la rueda de repuesto

Coloca la rueda de repuesto. Encájala, pon los tornillos y apriétalos con las manos hasta el fondo.

5. Baja el coche y aprieta tornillos

Ya puedes retirar la rueda pinchada que habías colocado debajo del vehículo. Baja el gato y cuando la rueda de recambio toque el suelo, ya puedes quitar el gato y proceder a apretar los tornillos con la llave.

No te olvides de comprobar la presión del neumático en una gasolinera en cualquiera de nuestros talleres lo antes posible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui.