Tyre Pressure Monitoring System es cualquier sistema que asegure el control de la presión de los neumáticos y su aviso al conductor cuando haya una variación de la presión de al menos el 20% (tanto deflación como sobre inflado).

Desde el 1 de Noviembre de 2014 todos los vehículos M1* matriculados en la UE deben incorporar por ley sistemas de control de la presión de los neumáticos (TPMS).

Mejora de la seguridad al volante

El 5% de los accidentes se deben a un mal inflado de los neumáticos. Un inflado incorrecto de 0,5 bares reduce el agarre del neumático en aproximadamente un 50% y aumenta la distancia de frenado en aproximadamente un 15%.

Ahorro de combustible (impacto Medio Ambiente)

Los neumáticos con bajo inflado causan pérdida de energía (0.3% por psi) e incrementan el consumo de carburante.

“Un vehículo con TPMS defectuoso no pasará la inspección de la ITV”. Las válvulas electrónicas, al igual que el cinturón de seguridad o el ABS, son considerados elementos de seguridad delvehículo y por tanto si presentan fallos el vehículo no pasa la inspección.

No está permitido apagar o desactivar el sistema TPMS bajo ninguna circunstancia.

La imagen que aparecerá en el cuadro de mando del vehículo cuando se produzca una variación de la presión de los neumáticos de al menos un 20% (tanto deflación como sobre inflado) es la siguiente:

tpms_ico

 

En el caso que tengas algún problema con el TPMS de tu vehículo Neumáticos Hoznayo ponemos a tu disposición cualquiera de nuestros talleres (Santander, Barros, Hoznayo y Camargo) donde serás atendido por  profesionales cualificados para la resolución de los mismos.

Mas información aqui.