Aunque el neumático es un producto que no caduca, la base de caucho con que se fabrica, pierde sus propiedades con el paso del tiempo.

Se conoce como cristalización de un neumático a la transformación química del caucho debido a contaminantes que le hacen perder grado de adhesión al material. En definitiva realmente se transforma químicamente en otro compuesto parecido pero distinto que no es para el que fue ideado originalmente. Sus propiedades cambian por completo reduciendo drásticamente la adherencia del neumático y por lo tanto comprometiendo la seguridad del vehículo.

Se trata de un proceso que se produce básicamente por procesos de oxidación como los provocados por los cambios de temperatura, radicación solar y humedades bajas principalmente.

Consecuencias de un neumático cristalizado:

  • Un neumático cristalizado aumenta la distancia de frenado.
  • Con un neumático cristalizado es más fácil sufrir aquaplanning.
  • Se reduce drásticamente la adherencia.

¿Cómo saber si mis neumáticos están cristalizados?

Un simple test basado en hundir la uña del dedo en el dibujo del neumático nos indicará el grado de cristalización. Si la goma está blanda y es posible hundir la uña no está cristalizado.

Para cualquier duda relacionada con tu vehículo y neumáticos, visita cualquiera de nuestros talleres de Santander, Camargo, Hoznayo o Barros donde nuestros expertos te asesoraran.

 

 

 

 

 

Mas información aqui.