Para conseguir que tus neumáticos nuevos de moto ofrezcan un rendimiento óptimo, Neumáticos Hoznayo recomienda encarecidamente conducir con gran precaución durante al menos los primeros 200 km, con el fin de acondicionarlos y permitir su adaptación a la llanta, de forma que la superficie de la banda de rodadura experimente un desgaste inicial y pueda realizar su función correctamente.

Para conseguir que tus neumáticos nuevos ofrezcan un rendimiento óptimo, te recomiendamos encarecidamente conducir con gran precaución durante al menos los primeros 200 km, con el fin de acondicionarlos y permitir su adaptación a la llanta, de forma que la superficie de la banda de rodadura experimente un desgaste inicial y pueda realizar su función correctamente.

A continuación, se debería comprobar que los neumáticos están adecuadamente asentados y que su presión de inflado es correcta. Tras este período inicial, los ángulos de inclinación y las fuerzas de aceleración y frenada pueden aumentarse progresivamente. Recuerda que el neumático ofrece un rendimiento mayor una vez alcanza su temperatura de funcionamiento.

Justo después de montar los neumáticos se deben evitar las aceleraciones y frenadas bruscas, así como las trazadas agresivas en las curvas. Esto también permitirá al motorista adaptarse a las “sensaciones” y las características de manejabilidad que ofrecen los neumáticos nuevos. También se recomienda que, inmediatamente después de montar un neumático nuevo, el distribuidor o el técnico de montaje compruebe que la superficie de la banda de rodadura no presenta ningún tipo de contaminación (por ejemplo, debido al uso de una cantidad excesiva de lubricante durante el montaje), así como que se limpie todo el perímetro de la superficie de la banda de rodadura utilizando un paño seco; asimismo, asegúrate de que se haya retirado la etiqueta antes de usar el neumático.

En resumen, el rodaje de los neumáticos tiene diversos fines:

• Adaptar el neumático a la llanta.

• Adaptar entre sí los distintos componentes del neumático (carcasa, banda de rodadura, etc.).

• Eliminar la primera capa que tiene la banda de rodadura de los neumáticos nuevos, que inicialmente es lisa, para conseguir obtener un agarre máximo.

• Conseguir que el conductor pueda acostumbrarse al nuevo neumático y adaptar su conducción a las características de este.

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui