Las cajas de cambio automáticas han evolucionado de manera que existen diferentes tipos, cada uno de ellos con unas necesidades de mantenimiento específicas. Veamos cuáles son las de las cajas automáticas más comunes.

El cambio automático es un sistema de transmisión que es capaz por sí mismo de seleccionar todas las marchas sin la necesidad de la intervención directa del conductor. El cambio de una marcha a otra se produce según la velocidad del vehículo y las revoluciones por minuto del motor, por lo que el conductor no necesita ni pedal de embrague ni palanca de cambios.
Hoy en día existen diferentes tipos de cajas de cambio automáticas y todas necesitan un mantenimiento periódico. Las cajas de cambio automáticas mas utilizadas son las siguientes:

  • Caja automática convencional con convertidor de par. Son las denominadas Tiptronic del grupo VAG, Steptronic de BMW, etc. Necesita el cambio de aceite y filtro a los 60.000 km.

  • Caja de cambios manual robotizada de disco simple. Básicamente, es una caja de cambios manual de embrague a la que se le añade un sistema formado por electroválvulas y una unidad de control que acciona el embrague y el selector del cambio. Los pioneros en comercializar este tipo de cajas de cambio fueron BMW con los famosos SMG y Alfa Romeo con los Selespeed. El mantenimiento que requiere éste sistema conlleva la sustitución del líquido hidráulico del selector de las velocidades, pues la caja de cambio es convencional.
  • Caja de cambios manual robotizada de doble disco húmedo. Son cajas de cambio de doble embrague del grupo VAG llamadas DSG y las PDK de Porsche. En la DSG de 6 marchas sí se contempla cambio de aceite cada 60.000 kilómetros, pero en la de 7 marchas no.
  • Caja de cambios automática 7G-TRONIC PLUS de Mercedes-Benz. Recomienda sustituir el aceite y el filtro entre los 50.000 y 125.000 kilómetros según recomendaciones del fabricante. Las cajas automáticas no llevan valvulina, llevan líquido ATF, que es un líquido de color rojo que también lo lleva por ejemplo en la dirección asistida.

Las consecuencias de no realizar los mantenimientos y cambios de aceite que recomienda el fabricante en un cambio automático pueden ser:

  • Problemas con el cambio automático de marchas.
  • Pérdida de potencia debido a un cambio defectuoso.
  • Rotura interna de los elementos que componen el cambio con el consiguiente gasto que esto supone.

Muy importante será siempre seguir las recomendaciones del fabricante para evitar que tengamos una avería grave la cual nos puede suponer un coste aproximado de 6.000€.

Desde Neumáticos Hoznayo os animamos a que en caso de duda os acerquéis a cualquiera de nuestros talleres (Hoznayo, Santander, Camargo o los Corrales de Buena) donde nuestros profesionales os aconsejaran sobre ello.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui.