Como media, los neumáticos pierden una presión de 0,69 bares al mes, aún más si hay calor. De hecho, se estima que entre el 15 y el 20% de los coches circulan con una presión muy inferior a la recomendada, hasta el punto de llegar a ser peligrosa. Por eso, es conveniente que revises la presión de los neumáticos cada dos semanas, sobre todo si vives en una zona donde se producen cambios bruscos de temperatura.

También es importante que utilices un medidor de presión de neumáticos fiable. De hecho, una presión excesiva no solo disminuye la adherencia en la carretera sino que aumenta el riesgo de que ocurra un reventón. Al contrario, cuando la presión es insuficiente, los neumáticos se desgastan con mayor rapidez y aumenta el consumo de combustible.

Sin embargo, la mayoría de los medidores de presión de neumáticos que se encuentran en las gasolineras no son muy fiables. El simple hecho de que se mantengan al sol, ya es suficiente para arrojar una medición errónea. Por tanto, lo ideal sería tener tu propio manómetro en casa.

Los tipos de medidores de presión de neumáticos

Básicamente, podrás encontrar dos tipos de medidores:

– Analógico. Estos medidores indican la presión a través de una aguja, suelen ser más voluminosos y necesitan cierta práctica, sobre todo los que tienen una manguera de extensión, pero normalmente son más precisos. Algunos de estos medidores tienen incorporada una bomba de pie o eléctrica que permite inflar los neumáticos. No obstante, su principal problema suele ser la escala, por lo que antes de elegir un modelo debes asegurarte de que sea bien visible y registre las centésimas, así podrás ajustar la presión de inflado con mayor precisión.
– Digital. Los medidores digitales tienen una pantalla LCD que facilita la lectura. Suelen ser muy resistentes y, por su diseño, se mantienen a salvo del polvo y la humedad. Sin embargo, estos medidores normalmente necesitan baterías y según un estudio realizado por la DGT, suelen ser menos precisos que los analógicos, arrojando errores que pueden superar los 0,3 bares.

¿Cómo saber si el medidor de presión de neumáticos es fiable?

La calidad es un detalle importante a la hora de elegir un medidor de presión de neumáticos ya que de esta dependerá su fiabilidad. Hace algunos años la DGT analizó diferentes manómetros destinados al uso privado y llegó a la conclusión de que el 63% de ellos medía mal y muchos ni siquiera habían pasado el control metrológico.

Acude a un taller profesional, donde normalmente se encuentran los medidores de presión de neumáticos más fiables y precisos.  En Neumáticos Hoznayo podemos comprobar la presión de tus neumáticos y, si lo deseas, también podemos inflarlos con nitrógeno. De esta manera disminuye entre 3 y 4 veces el riesgo de fuga y alargarás la vida útil de los neumáticos.

 

 

 

 

Mas información aqui.