Si tu coche tiene varios años, es probable que en algún momento comiences a notar que el aire acondicionado huele mal. No es una buena noticia porque ese olor no proviene del exterior sino del interior del sistema de ventilación y es recomendable hallar su causa para eliminarlo cuanto antes.

¿Por qué el aire acondicionado huele mal?

Cuando enciendes el aire acondicionado del coche, el evaporador se encarga de absorber el aire del habitáculo y gracias a la circulación del gas líquido frío y un ventilador, devuelve el aire ya refrigerado al interior del vehículo.

El problema es que en este proceso el aire caliente se condensa, lo cual aumenta la humedad en diferentes puntos del sistema. Obviamente, el frío que genera el propio del aire acondicionado no facilita la eliminación de la humedad, por lo que cuando apagas el coche, esta se acumula. No obstante, el mal olor en el aire acondicionado aparece cuando:

-Filtro sucio. El sistema del aire acondicionado del coche tiene un filtro de partículas que se encarga de purificar el aire que entra al coche y extraer la humedad. Si el filtro está muy sucio, puede generar un mal olor que terminará impregnándose en los conductos de ventilación.

-Aparición de moho. Si la humedad se queda atrapada dentro del evaporador o el condensador, terminará convirtiéndose en un caldo de cultivo ideal para la aparición de moho, bacterias y otros microorganismos, los cuales despedirán ese olor desagradable e incluso pueden causar reacciones alérgicas como tos, estornudos y ardor en los ojos.

¿Cómo evitar ese mal olor en el aire acondicionado?

-No pases mucho tiempo sin usar el aire acondicionado o la calefacción. Para evitar el mal olor en el aire acondicionado causado por el exceso de humedad, debes encender la calefacción al menos cinco minutos una vez al mes antes de usar el coche. También debes usar el aire acondicionado cada cierto tiempo pues al activar el compresor los fluidos circulan y evitas que se produzca una obstrucción en el sistema.

-No uses el aire acondicionado a máxima potencia. Si enciendes el aire acondicionado a máxima potencia, aumenta la condensación y las probabilidades de que se acumule humedad en el sistema. Por eso se recomienda no usarlo al máximo, salvo en caso situaciones excepcionales. En los días más calurosos tampoco es conveniente encender el aire acondicionado inmediatamente, primero baja las ventanillas para enfriar un poco el coche y renovar el aire del habitáculo.

-No descuides el mantenimiento. Lo más importante para evitar el mal olor en el aire acondicionado es el mantenimiento pues los filtros acumulan suciedad, ácaros del polvo y bacterias que terminarán generando ese olor desagradable. Como norma, debes cambiar el filtro de aire cada 10.000 o 20.000 kilómetros y el filtro antipolen cada 20.000 kilómetros, según las indicaciones del fabricante y los sitios por donde sueles conducir.

¿Cómo eliminar el mal olor del aire acondicionado?

Existen productos en espray que se aplican en la entrada de los conductos del aire acondicionado y se dejan actuar durante unos minutos. Estos eliminan el mal olor del aire acondicionado y algunos también actúan sobre los hongos y microbios. Sin embargo, no son una solución definitiva pues no podrás eliminar de raíz el problema del aire acondicionado y, a la larga, el olor reaparecerá.

Por eso, si notas que el aire acondicionado huele mal, debes acudir a un taller especializado. En Neumáticos Hoznayo podemos detectar rápidamente la causa del problema y solucionarlo. No olvides que cuando los filtros están sucios obligan al sistema de ventilación a trabajar más, lo cual provoca un desgaste prematuro del compresor y un mayor consumo de combustible.

 

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui.