El habitáculo o zona interior del vehículo se mantiene libre de impurezas y partículas nocivas gracias a la labor del filtro de polen, también llamado antipolen.

El filtro de polen, es un elemento que en la actualidad ya lo incorporan la gran mayoría de los automóviles y tiene una función similar a la del filtro de aire, pero dirigida a reducir o eliminar las partículas e impurezas que puedan acceder al interior del habitáculo y perjudicar la salud del conductor o sus ocupantes.

Este filtro está formado por un material mucho más denso que el de un filtro de aire convencional, por lo que está capacitado para retener partículas mucho más finas que de otra forma podrían llegar hasta la cavidad interior del vehículo.

Tal y como su nombre indica, el filtro de polen o antipolen es el encargado de evitar que puedan alojarse dentro del automóvil, sobre todo durante la época primaveral, las moléculas de polen que tan perjudiciales resultan para personas alérgicas, asmáticas, niños pequeños o ancianos.

Por lo general, el filtro de polen conocido técnicamente como filtro para interiores suele estar situado en el conducto de aire que circula por encima de la pared frontal de motor o en el sistema de climatización. Así pues, esta será la ubicación del habitáculo del filtro antipolen y el lugar al que habrá que acceder para sustituirlo o revisar su estado.

En funcionamiento y la importancia del buen estado de un filtro de polen o antipolen se incrementan durante los meses estivales, ya que se trata del periodo en el que más se utiliza el sistema de aire acondicionado y por tanto, cuando más aire del exterior circula por sus conductos.

Además, para que el estado del filtro antipolen no influya en el funcionamiento del vehículo y en la salud de sus ocupantes, es necesario llevar a cabo un mantenimiento y una sustitución periódica, que deberá ser acorde al grado de utilización del propio vehículo.

Al contrario que con el filtro de combustible, el filtro de aceite o el filtro de aire, el filtro de polen o antipolen aunque se encuentre en mal estado no influye para nada en la potencia o el rendimiento del motor, pues “tan sólo” afectará a la cantidad y a la calidad del aire que circula por el interior del habitáculo.

Mas información aqui