El aceite de motor protege el motor contra varios males que, en su ausencia, afectarían o impedirían su funcionamiento correcto; así, nos protegerá contra:

▪ La corrosión.

▪ La polución (contribuye a mantener limpio el motor).

▪ El desgaste durante el arranque en frío.

▪ El sobrecalentamiento (contribuye a refrigerar del motor).

Se debe de realizar una revisión del aceite de modo visual (meter la varilla con el motor frío) para ver el estado del vehículo al menos cada 3.000 kilómetros recorridos, detectando cualquier posible pérdida de aceite o necesidad de rellenar.

Si tenemos que rellenar el aceite, debemos de hacerlo con el mismo tipo de aceite con el que se llenó la anterior vez, evitando así posibles alteraciones en las propiedades del aceite.

Si deseas mezclar diferentes marcas de aceite, puedes, pero siempre y cuando los aceites que se mezclen tengan el mismo SAE (comportamiento de la viscosidad en función de la temperatura) y las mismas especificaciones técnicas.

En cualquier caso, no se debe de alargar los plazos de cambio de aceite fijados para cada modelo y tipo de aceite, ya que un aceite en mal estado puede tener serias consecuencias para el motor, pudiendo dañar piezas que hagan que sea necesario cambiar todo el bloque motor.

La mejor manera de saber con qué frecuencia debe cambiar el aceite es comprobar el manual de su vehículo. Los fabricantes indican el intervalo ideal en función del rendimiento técnico del aceite y las características del motor. No obstante y en términos generales, podemos decir que:

    • Para los vehículos fabricados antes de 2000, se aconseja cambiar el aceite cada 7.500 – 15.000 km.
    • Para los vehículos fabricados después de 2000, el periodo entre cambios de aceite puede ser más largo 15.000 – 30.000 km.

Independientemente del vehículo que tengamos, en Neumáticos Hoznayo recomendamos que cambie el aceite al menos una vez al año para asegurar la eficiencia y el rendimiento óptimo del motor.y si realizamos viajes cortos habitualmente, recomendamos cambiar el aceite más a menudo.