Muchos conductores se preguntan cuánto cuesta pasar la ITV. De hecho, esta inspección técnica es obligatoria y circular con el coche o la moto con la ITV caducada o con un resultado desfavorable puede dar lugar a una multa de 200 euros o hasta 500 euros si el vehículo tiene problemas graves que afectan la seguridad vial.

¿Cada cuánto tiempo se debe pasar la ITV?

La regularidad con la que se debe pasar la ITV depende del tipo de vehículo y su antigüedad. Los turismos particulares y las motos están exentos de la ITV durante sus primeros cuatro años de vida. Más adelante, entre los 4 y 10 años de antigüedad, la ITV se realizará cada dos años. Cuando el coche supere los 10 años tendrá que someterse a una ITV anual.

En el caso de los vehículos ligeros, como las furgonetas, estarán exentos durante sus primeros dos años, a partir de ese momento y hasta los 6 años, deberán pasar la ITV cada dos años. Entre los 6 y 10 años deben someterse a la ITV de forma anual y cuando tengan más de una década esta se realizará cada seis meses.

¿Cuánto vale pasar la ITV?

Es difícil precisar cuánto cuesta la ITV ya que los precios varían de una Comunidad Autónoma a otra. Además, se aplican tarifas diferentes en dependencia de si el vehículo funciona con diésel o con gasolina, y también se tiene en cuenta si posee catalizador o no.
El hecho de que cada estación determine sus propios precios también dificulta saber exactamente cuánto vale pasar la ITV. Según un informe realizado por la FACUA, puede haber diferencias de hasta el 79% en los coches diésel y hasta un 166% en el caso de las motocicletas, en dependencia de la región del país.

Aunque lo cierto es que no es necesario recorrer cientos de kilómetros para encontrar estas variaciones de precio ya que en un mismo municipio puede haber una diferencia de 10 euros entre las estaciones de ITV. Esto se debe a que las estaciones están gestionadas por diferentes actores: empresas públicas, concesiones o privados.

Por otra parte, es difícil precisar cuánto vale la ITV ya que las tarifas también dependen de la autonomía que tienen las comunidades para regular los precios máximos. En Madrid, por ejemplo, no se aplica esta regulación, razón por la cual tiene los precios más altos de España: una media de 52,61 euros para los coches diésel. Al contrario, las tarifas más económicas se encuentran en Navarra: una media de 29,4 euros para cualquier tipo de turismo.

Vale aclarar que estos precios ya incluyen el IVA, pero hay que sumarle la tasa de tráfico fijada por el Ministerio del Interior, que este año sigue siendo 3,90 euros.
En el caso de las motocicletas y ciclomotores, la tarifa media de la ITV es de unos 20 euros. Una vez más, los precios más elevados se encuentran en Madrid, una media de 33 euros, y los más económicos en Murcia, donde cuesta un promedio de 12,4 euros.

 

 

 

 

 

Mas información aqui.