Para gastar poco combustible conduce a una velocidad moderada, adaptándonos a las condiciones de tráfico, clima y estado de la vía. Además conducir con tranquilidad animará a acelerar lo justo, a ser más prudentes y a anticipar las maniobras evitando cambios bruscos de velocidad.

Algunos de las pautas y hábitos que más pueden influir:

• Conducir a una velocidad moderada. A más velocidad más consumo

• Evitar los cambios de ritmo, se ahorra más manteniendo una velocidad constante

• Acelerar de forma suave y progresiva cuando hay que ganar velocidad

• Anticipar las frenadas y no frenar bruscamente en el último momento

• Conducir con la marcha más alta posible para que el motor vaya a bajas revoluciones

• No acelerar mucho en las subidas

• Llevar el coche lo más vacío posible, el peso es uno de los factores que más influye en el consumo

• Revisar la presión de los neumáticos periódicamente

• Elige una temperatura no muy baja del aire acondicionado para ahorrar combustible

• Evita los desplazamientos cortos

Sigue estos pequeños consejos y lo notarás en tu bolsillo a final de mes. 🙂

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui