El alternador del coche es uno de los elementos técnicamente más sencillos de tu automóvil y al mismo tiempo, también es uno de los más necesarios. A pesar de esto, lo más probable es que pase totalmente inadvertido para la inmensa mayoría de conductores, que no notarán que sufren algún problema hasta que un buen día su coche decida no arrancar por falta de carga de la batería. Y es que es precisamente esa una de las funciones que realiza este componente, mantener al nivel de la batería, además de asegurar el suministro eléctrico para cosas tan importantes como el sistema de iluminación o el climatizador.

Este componente se encarga de transformar la energía mecánica que obtiene del propulsor en energía eléctrica, como si de un pequeño generador se tratara. Si el alternador de un vehículo falla y la carga de la batería está al máximo nivel, el coche debería seguir funcionando con normalidad hasta que consuma toda esa energía almacenada. Sin embargo, aunque esto sea así, no es recomendable usar el automóvil en esta situación, ya que expondrás a la batería a una carga de trabajo adicional que puede acabar con ella y eso sin contar que en el proceso también podrías provocar daños en algunos de los sistemas electrónicos de tu vehículo.

Por este motivo es fundamental que sepas cuándo está fallando el alternador de tu coche y para ello, vamos a darte una serie de claves para que identifiques a tiempo y con facilidad el momento en el que este pequeño componente diga basta. Hoy en día muchos coches incluyen un testigo en el cuadro de mandos que indica cuando hay un problema con la batería, una avería que puede deberse a que has alcanzado la vida útil de este elemento o que hay un problema con la carga. La segunda opción es la que nos interesa en este caso.

Cuando sufras un problema con el alternador del coche, una de las primeras cosas que notarás serán pequeños fallos en los sistemas eléctricos de tu vehículo, como una iluminación insuficiente de los faros, elevalunas eléctricos que funcionan más despacio de lo normal (o directamente no funcionan) o que el equipo de sonido no suene como antes. Todo esto puede ser provocado, entre otras, por una avería en el alternador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui.