El verano es la época del año en la que más se suele viajar y cada kilómetro adicional representa un gasto de combustible extra, sobre todo si usamos el aire acondicionado. El compresor del aire acondicionado es un lastre para el motor, al hacer que para alcanzar la misma potencia sea necesario pisar más el acelerador. Esto representa un gasto adicional de 0,29 a 1,02 litros de combustible por cada 100 kilómetros, lo cual significa que para ahorrar combustible es fundamental usar inteligentemente el aire acondicionado.

Cómo ahorrar gasolina sin renunciar por completo al aire acondicionado

Úsalo solo cuando sea necesario. El aire acondicionado puede aumentar entre un 5 y un 20% el consumo de combustible, por lo que si circulas por debajo de los 80 o 90 km/h, bastará con mantener las ventanillas abiertas. Si conduces a velocidades mayores, es mejor que enciendas el aire a que abras las ventanillas, pues de esta última forma aumenta la resistencia aerodinámica, lo cual se traduce en un mayor consumo de carburante.

Ajusta la temperatura. El calor no es un buen compañero de viaje puesto que produce fatiga, y mengua tu capacidad de reacción y tus reflejos, pero tampoco es necesario que pases frío mientras conduces. Ten en cuenta que si la temperatura baja de los 20°C, el consumo de carburante puede aumentar entorno a un 10% dependiendo del vehículo.

Refresca el coche. Si quieres ahorrar combustible, antes de encender el aire acondicionado es conveniente que refresques el interior del coche para que el sistema tenga que trabajar menos.

Aparca a la sombra. Si logras que el interior del coche se mantenga a una temperatura más baja mientras está aparcado, cuando enciendas el aire acondicionado el motor tendrá que esforzarse menos para alcanzar una temperatura agradable. Si no encuentras un aparcamiento a la sombra, el parasol te ayudará a paliar el calor acumulado por la incidencia del sol. En el transcurso de una hora, la utilización de un parasol puede representar una diferencia de hasta 11°C menos en el habitáculo.

Utiliza las diversas funciones del climatizador. Los climatizadores cuentan con varias funciones que es importante conocer bien para uno uso eficiente del aire acondicionado. Cuando se haya alcanzado la temperatura deseada, puede intercalarse la función de reciclado de aire con la de entrada de aire exterior y de aire acondicionado para reducir el consumo adicional sin por ello renunciar a un ambiente fresco y a un aire de calidad. Para que la temperatura sea la misma en todas las zonas del habitáculo, es conveniente regular la salida del aire para que se reparta de forma uniforme por el parabrisas y las lunas laterales, los pies de los ocupantes y las zonas frontales y laterales.

 

 

 

 

 

Mas información aquí.