Es habitual que los conductores aplacen las tareas de mantenimiento de sus vehículos con la intención de reducir el gasto que acarrea tener un coche propio. No obstante, lo cierto es que realizar una revisión periódica de sus partes y sistemas es la mejor forma de cuidar tu bolsillo, ya que te permitirá evitar averías que suponen, a fin de cuentas, un costo mayor. Tal es el caso de las ruedas.

Dado que se trata del elemento que une al vehículo con la carretera, cambiar los neumáticos a tiempo te garantizará una circulación segura y un mayor control en maniobras sensibles. Llevar a cabo un correcto mantenimiento de los neumáticos disminuye el riesgo de que se produzca una avería en piezas mecánicas como por ejemplo los amortiguadores, rodamientos y juntas, o en los sistemas de suspensión, dirección y alineación.

Veamos cuáles son los riesgos a los que nos exponemos cuando no realizamos una inspección regular de las ruedas y utilizamos el vehículo con los siguientes desperfectos.

Presión de inflado excesiva

Una presión por encima de lo recomendado genera un desgaste prematuro de la banda central del neumático, de modo que el dibujo de la llanta perderá profundidad y, por tanto, su agarre mermará.

Si las ruedas están demasiado infladas ofrecen una menor capacidad de absorción de las irregularidades de la carretera, por lo que el sistema de suspensión trabaja en exceso. Esto ocasionará un deterioro precoz o incluso roturas imprevistas que afectan principalmente a los amortiguadores. La reparación de esta pieza puede ascender hasta 1500€. A la vez, el exceso de vibraciones perjudicará al sistema de dirección, así como al equilibrado y alineación de las ruedas.

Falta de presión de inflado

Los neumáticos que circulan con una presión de inflado inferior a la adecuada tienden a presentar un desgaste acuciado en los laterales tanto internos como externos, ya que las ruedas se deforman por la falta de presión y esto impacta principalmente en los flancos.

La pérdida de adherencia y estabilidad es uno de los primeros indicios de que las ruedas necesitan una inspección. Tras un uso sostenido de los neumáticos con poca presión de inflado es posible que las llantas se separen, lo cual reduce de forma peligrosa el margen de control del vehículo por parte del conductor. El desllantado es la más grave de las consecuencias e implica una costosa reparación.

Plano en los neumáticos: rodamientos, rótula de dirección y juntas homocinéticas

En los vehículos que no cuentan con un sistema ABS, la banda de rodadura de los neumáticos puede sufrir un plano tras realizar una frenada con bloqueo de las ruedas. Si no detectas el deterioro a tiempo, ciertas partes del sistema de suspensión acabarán por resentirse.

Los rodamientos recibirán un exceso de vibraciones cada vez que la zona plana del neumático entre en contacto con la carretera y se deteriorarán. Tarde o temprano comenzarás a sentir las vibraciones y oír un traqueteo: son señales de que es preciso sustituir los neumáticos con urgencia.

El sistema de dirección, concretamente la rótula de dirección, también comenzará a recibir las vibraciones, por lo que correrás el riesgo de que ocurra un daño mecánico.

Otra pieza que deberá lidiar con vibraciones son las juntas homocinéticas, la cuales unen las ruedas con los palieres. El coste de la avería, por demás peligrosa, es considerable. La rotura de las juntas homocinéticas puede generar otros desperfectos dado que “el motor queda suelto”, por lo que a las ruedas no les llega potencia. No es posible recurrir al freno motor si las juntas están averiadas, así que el sistema de frenado se ve sobrecargado.

El mantenimiento: la clave para prevenir averías

Recuerda que debes revisar la presión de inflado de las ruedas al menos una vez por mes para asegurarte de que circulas bajo los valores indicados por el fabricante. Así le sacarás el máximo partido a tus neumáticos.

Los neumáticos tienen una vida útil de entre 4 y 5 años, o 50.000 kilómetros recorridos. Una vez se cumplen estos parámetros es preciso sustituirlos. A la hora de elegir el modelo de neumático que mejor se adapte a tu vehículo y bolsillo, acércate a Neumáticos Hoznayo y recibe asesoramiento personalizado de parte de profesionales.

 

 

 

 

 

 

Mas información aqui.